Make your own free website on Tripod.com

 

 

Pasamayo

 

Al norte de la ciudad, a 60 kilómetros aproximadamente, se encuentra Pasamayo, una enorme duna de arena de 400 metros de altura casi verticales, a la que se accede desde la Carretera Panamericana. El lugar recomendado es la cumbre del "serpentín", llamado así por la sinuosidad de la carretera en dicho tramo.

El vuelo normalmente es de tipo dinámico. Durante los días soleados se hacen presentes algunas pequeñas térmicas. La zona es muy buena para hacer prácticas de maniobras, y pasar un día estupendo volando a más de 800 metros arriba del mar.

 

Pachacamac

 

Además, a solo 30 kilómetros al sur se encuentra Pachacamac, una de las zonas de vuelo más concurrida de Lima. El parque Paul Poblete y la zona de El Manzano (también frecuentada por aficionados a la bicicleta de montaña) son los lugares preferidos por los deportistas.

La zona es de gran belleza en invierno. Muchos pastos, rebaños y varias especies de aves.
Si entra la brisa marina, y el sol está en el cenit, las turbulencias no se hacen esperar por lo que es recomendable volar alejado de la ladera.

Los vuelos de distancia no se ven favorecidos ya que los techos suelen estar en un máximo de 900 msnm, pero se realizan vuelos de permanencia. Los aterrizajes son amplios, aunque un poco turbulentos

Lunahuaná

 

Hacia el sur, en Lunahuaná, el vuelo es dinámico y algo térmico. A diferencia de la mayoría de los sitios de vuelo de la costa, aquí los vientos no son laminares y se ven influenciados por las turbulencias, propias de las térmicas rotas y los entornos topográficos.

El despegue se encuentra a 227 metros sobre el valle. Aquí se pueden hacer pequeñas distancias. Los aterrizajes son bastante buenos, aunque en los últimos tres metros se suelen bajar bastante rápido. Lo bueno es que son tierras labradas de cultivo y es flexible para los pies.

 

OTROS LUGARES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar