Make your own free website on Tripod.com

PLAZA DE TOROS DE ACHO

Es la más antigua de América y la tercera más antigua del mundo. Fue construida por don Cristóbal de Bargas, por encargo de Agustín Hipólito de Landauru, durante el gobierno del virrey don Manuel de Amat y Junient. Los trabajos se iniciaron en el año 1760 y finalizaron con su inauguración en 1768.

 

La afición ancestral de los limeños por los toros permitió que Acho se convirtiera rápidamente en uno de los espacios públicos más importantes de la Lima Colonial. Por su extensión excede a la famosa Plaza de Pamplona, la más grande de España.

 

Regresar